"Art is the only serious thing in the world. And the artist is the only person who is never serious" Oscar Wilde.



"Haz lo necesario, después todo lo posible, y así conseguirás hasta lo imposible" San Francisco de Asís


domingo, 28 de diciembre de 2014

Un "Santa Claus" muy dulce!

Ho, Ho, Ho! Feliz Navidad! Cómo va todo? espero que estéis disfrutando muchísimo de las fiestas. Y es que aunque son días de mucha diversión, comidas, reuniones, salidas... también son fechas de bastante trabajo para aquellas a quienes nos gusta meternos en la cocina y sorprender a nuestros invitados.

Hoy os quiero enseñar este "Santa-Cake", como quién dice, recién salido del horno.



Ya os he contado que en mis visitas a diferentes ferias como Creativa, Expotarta, etc me vengo cargada de cosas, a las que más tarde o más temprano tengo que dar uso. Este es el caso del "fondant" que compré con el propósito de hacer unas galletas Navideñas decoradas (que por unas cosas u otras aún están pendientes). Sin embargo, hace unos días encontré un molde de silicona simpatiquísmo, con la forma de "Papa Noel", así que decidí utilizarlo para hacer un plum-cake, y decorarlo con el susodicho "fondant".

La receta es sencillísima; necesitamos: 150 gr. harina, 125 gr. mantequilla, 125 gr. azúcar, 3 huevos, 1 cucharadita de levadura, 200gr de pasas de corinto y una pizca de nueces (yo le he añadido también unas cerezas confitadas que me quedaban).
Ponemos las pasas en agua a la que añadimos esencia de ron y las metemos al microondas dos minutos; las escurrimos, enharinamos y reservamos.
En un cuenco ponemos la mantequilla, el azúcar, y mezclamos bien. Vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de amasar. Añadimos la harina y la levadura, y amasamos bien hasta conseguir una textura cremosa.
Añadimos las pasas, nueces y cerezas a la mezcla, y lo vertemos en el molde (previamente aplicamos un poquito de mantequilla para favorecer el desmolado, aunque con estos de silicona no suele ser necesario).
Horneamos a 180ºC durante 20-30 minutos, sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos. Ya sólo así queda bonito verdad?


Mientras dejamos enfriar un poquito, comenzamos a trabajar con el "fondant" (está súper duro, de modo que para poder moldearlo yo lo he dejado un ratito encima del radiador jajaja). Lo que tenemos que hacer es formar una bola con la cantidad que vayamos a utilizar, y aplanarla muy bien con un rodillo (preferiblemente de silicona), sobre una tabla de cocina en la que espolvoreamos un poco de azúcar glass. Lo que nos sobre lo debemos envolver muy bien con film de cocina para evitar que se seque.


Después, utilizando el molde como guía, he ido recortando trocitos de "fondant" con la forma deseada, y los he ido aplicando sobre el plum-cake para ir haciendo aparecer al "Santa" que llevaba dentro. Muy importante, dejar el blanco para el final, y lavar muy bien la tabla, el rodillo y nuestras manos; se mancha con mirarlo! Tras un ratito de trabajo va quedando así:



Como véis, en las zonas blancas del gorro, las mangas y el vestido de "Santa" he aplicado un poquito de textura, simplemente presionando con una varilla de madera de las que se usan para las brochetas. Los ojos, dos pepitas de chocolate!

Ya está casi todo listo, pero me apetecía darle un toque aún más Navideño, de modo que con un poquito de "fondant" que me sobraba, un cortapastas, y una varilla de brocheta, le hice un par de ramitas de acebo para decorar el plato:




Ya casi estaba, pero me daba la sensación de que faltaba algo... Ya sé, unas tiritas de "fondant" blanco delimitando las mangas y la casaca, consiguiendo un pequeño efecto relieve. Perfecto, me encanta el resultado! No sé si voy a dejar que nadie se lo coma!!


Espero que os haya gustado mi "Santa-Cake". Ha sido mi primera aproximación al uso del "fondant" y la verdad es que ha resultado sencillo y divertido; tengo que seguir probando! 
Quiero deciros que he abierto un grupo en Facebook dedicado a la cocina, donde podamos intercambiar recetas, truquillos... de modo que si os apetece participar estáis todos invitados. Se llama "COCIN_ARTE" y si lo he hecho bien, pinchando en el nombre deberíais llegar a él.

Bueno, pues por hoy me despido dando como siempre la bienvenida a las nuevas seguidoras, agradeciendo vuestras visitas y cariñosos comentarios, y deseando que sigáis disfrutando mucho de estas entrañables fiestas. Aprovechad bien los poquitos días que nos quedan de 2014!

Un Fuerte Abrazo y Sed Felices!



martes, 23 de diciembre de 2014

Últimos adornos para Navidad... en patchwork!

Hola a tod@s! Cómo estáis? Supongo que muy ataread@s ultimando todos los preparativos, porque mañana ya es Nochebuena! Es increíble como ha pasado un año, si parece que era ayer cuando llenábamos nuestros blogs de buenos deseos y  preciosas felicitaciones navideñas.

Bueno, por fin he terminado con la decoración. He de decir que para estas cosas soy un poco "excesiva" jajaja, me encaaanta llenar la casa de adornos. De hecho una de mis películas favoritas de Navidad es "Solo en casa", y principalmente por ver la maravillosa decoración de los hogares. De modo que os quiero mostrar los dos últimos adornitos que acabo de terminar.

El primero es una pequeña composición que se puede muy bien utilizar como "centro de mesa":



Ya había realizado un arbolito de "patchwork sin aguja", pero tenía muchas ganas de hacer una bola decorada de las que en el mundillo del patchwork se llaman "alcachofas". 
Para el árbol  he utilizado un cono de porexpan, combinado telas navideñas de distintos tonos, y lo he decorado con unos cascabeles rojos a modo de bolas de Navidad. Como remate final un lazo verde. 
En el caso de la "alcachofa", a una bola de porexpan le cortamos un trocito para darle una base, elegimos unas telas navideñas en colores alegres, y empezamos a colocarlas con alfileres; no hay que dar ni una sola puntada.
Como toque final, una vela de color rojo, y un bajo plato de los que podéis encontrar en "Hipercor" (de hecho los había comprado para la cena de Nochebuena y al sacarlos se me encendió la bombilla para terminar este centro jejeje).
Espero que os guste, a mí la verdad, me encanta el resultado:







La idea para realizar el siguiente adorno la obtuve al pasar por la sección de decoración Navideña de "El Corte Inglés". No sé si os habéis fijado, pero los adornos pequeños, cintas, bolas... los tienen en unos saquitos de arpillera.
Seguro que a much@s de vosotr@s os pasa como a mí; váis cambiando la decoración del Árbol de Navidad de año en año, y termináis acumulando cajas llenas de bolas y adornos. Por ello, estos saquitos me parecieron la idea perfecta para tenerlas recogidas, aportando además un elemento muy decorativo y simpático.



Buscando las telas para los árboles que os presenté en la entrada anterior, descubrí una tienda de tejidos espectacular en Pontejos, y allí encontré justo lo que quería: una arpillera para conseguir el toque rústico, pero con unos preciosos motivos de Papá Noel para darle el toque "festivo". El patrón ya le conocéis, el de los saquitos "guardatodo", pero lógicamente aumentando las medidas:


Una vez cosido, solo nos queda llenarlo de bolas, adornos... 





... y colocarlo frente a la chimenea, donde ya tenemos los calcetines preparados para esperar nuestros regalos!!




Bueno, pues esto es todo lo que os quería mostrar hoy. Me despido como siempre dando la bienvenida a las nuevas seguidoras, que espero pasen por aquí ratitos muy agradables, compartiendo nuestras mutuas aficiones.Quiero agradecer de corazón todas vuestras visitas y cariñosos comentarios, ya sabéis que son el motor de este pequeño rincón.

Y por supuesto, desearos a tod@s y cada uno de vosotr@s una muy Feliz Navidad en compañía de todos vuestros seres queridos. Espero que disfrutéis de cada momento, manteniendo la ilusión como cuando eramos niñ@s. 

Un Fuerte Abrazo y Sed Muy Felices!!!



domingo, 14 de diciembre de 2014

Árboles Navideños en "Patch"

Hola a tod@s, como estáis? Casi sin darnos cuenta el 2014 nos dice adios, lo que significa que llega la Navidad, y como bien dice la canción, "It´s the most wonderful time of the year!".

La magia de la Navidad nos envuelve a tod@s, nos guste o no. Las ciudades se llenan de luz, los escaparates se visten de fiesta, nos preparamos ansiosos para el reencuentro con familiares y amigos a los que hace tiempo no vemos...en definitiva, recuperamos por unos días la ilusión de cuando eramos niños. 

Como decía la protagonista de una de mis novelas favoritas, "Mujercitas", "Navidad no será Navidad si no tenemos regalos"; y es que no me podréis negar que a todos nos encanta, no sólo recibir regalos, sino buscarlos, prepararlos y contemplar una sonrisa ilusionada en el rostro de sus destinatarios. 

Pues bien, hoy os quiero enseñar estos dos árboles de Navidad, que he confeccionado para regalar a dos amigas:



Para realizarlos he seguido un magnífico tutorial del blog "Patchwork en Casa", que seguro tod@s conocéis ya, pero que si no es así podéis encontrar AQUI. Me decanté por tres telas de motivos muy navideños, todas iguales pero con diferente color de base, de forma que la combinación quedaba a la vez muy elegante y festiva. 

Como decoración me parecieron muy adecuados unos lazos y unos pequeños cascabeles (a modo de bolitas de Navidad); con el fin de que ambos arbolitos no fuesen exactamente iguales, decidí variar el tono de los mismos: rojo para uno, oro para otro. Como remate final un gran lazo, cada uno en su color correspondiente. 

Estos árboles tienen la particularidad, debido a la combinación de las telas, de lucir de forma diferente según el punto desde el que los miramos.Vamos a acercarnos un poquito más a cada uno de ellos desde sus diferentes ángulos; empezamos con el que lleva detalles en "oro":





Aquí podéis ver con más detalle el lazo que utilicé como remate.

Y ahora vamos con el que luce los adornos en rojo:





Me encanta este lazo, con su "Merry Christmas" y sus arbolitos dibujados...

Finalmente aquí podéis ver como quedaron preparados para regalar. Como son bastante grandes tuve que buscar unas bolsas acordes, teniendo la suerte de encontrar unas con dibujos "Vintage" absolutamente preciosas. Debo decir que se los entregué el pasado viernes, y ambas quedaron encantadas; esa expresión de alegría en su cara es sin duda la mejor recompensa.




Bueno pues por hoy os dejo, no sin antes dar la bienvenida a l@s nuev@s seguidores y agradecer todas vuestras visitas y cariñosos comentarios. Voy a ver si avanzo un poco en la decoración Navideña de la casa, porque este año "me va a pillar el toro", como se suele decir; aún me falta poner el Nacimiento, el árbol... en fin, lo principal!

Espero que vosotr@s estéis disfrutando mucho de estas semanas previas a la Navidad. Me encanta ver tod@s vuestros blogs llenos de motivos y felicitaciones Navideños, las decoraciones tan bonitas que ponéis, y todas las maravillas que creáis!!

Os deseo a tod@s una buena semana, la cuenta atrás acaba de empezar!!

Un Fuerte Abrazo y Sed Muy Felices!



sábado, 6 de diciembre de 2014

"Corona de Adviento"

El pasado domingo 30 de Noviembre comenzaba el "Adviento 2014", es decir, el periodo de cuatro semanas que precede a la Navidad. Término derivado del latín "adventus", que significa "venida", representa este un periodo de especial importancia para los Cristianos, pues supone la preparación para el nacimiento o "venida" de Jesús.

Según una tradición germana de origen pagano, durante el frio y la oscuridad del invierno, se elaboraban coronas con ramas verdes en las que encendían fuegos para mantener la  calidez y la luz, en espera de la llegada de la primavera. Aproximadamente en la Edad Media, el Cristianismo adopta esta tradición precisamente para celebrar el Adviento, y así la luz que se prende en la oscuridad del invierno, representa la luz de Cristo, "la Luz de la Vida".

De esta forma nace la "Corona de Adviento", cargada en sí misma de simbolismo. Y fiel a la tradición, el pasado domingo me puse manos a la obra para elaborar la mía, y encender la primera vela.



La corona, obviamente, será de forma circular. Ya que el círculo no tiene principio ni fin, representará el amor de Dios, eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe terminar.

Lo más tradicional es elaborarla con ramas verdes, sin embargo, yo tenía en casa esta corona desde hace bastantes años. Tiene la base plana, y por ello resultaba ideal para colocarla sobre una mesa, de modo que decidí utilizarla, e ir introduciendo en ella el resto de los símbolos.

El color verde es el de la esperanza y la vida. Significa que Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. En mi corona, el verde de la esperanza viene representado por cuatro lazos, uno por cada semana. Cómo los hice? pues con una pequeña trampa, porque son los lazos con los que decoraba "El Corte Inglés" los paquetes de regalo el año pasado. Tan solo tuve que pegarlos a la corona con un poquito de silicona caliente.

Las cuatro velas representan la salida de la oscuridad, el camino hacia la luz a través de Cristo, esperanza de salvación que iluminará todo el Universo, como las velas la corona. Se debe encender una vela cada uno de los domingos de Adviento:
1ª.-  Llamada  "Vela de Preparación", recuerda a los Cristianos que deben "prepararse" para recibir a Dios.
2ª.-  Llamada "Vela de la Esperanza", simboliza la fe en Dios manteniendo sus promesas a la humanidad.
3ª.-  Llamada "Vela de la Alegría", recuerda a los Ángeles cantando alegremente  la venida de Cristo.
4ª.-  Llamada "Vela del Amor", recuerda a los Cristianos que Dios los ama lo suficiente como para enviar a su único Hijo a la Tierra.

Pues bien, mis velas las compré tal y como las véis, de diferente tamaño y numeradas, en "Lidl", que como buenos alemanes, ponen a la venta por estas fechas numerosos artículos conmemorativos de cada tradición. Con el fin de que no se quemase la corona al encenderlas, busqué una lámina de estaño que tenía guardada de cuando experimentaba con el repujado. Como es dorada, recorté una base circular para cada vela, la doblé como si fuese un molde, y la pegué a la corona con silicona caliente.

Finalmente se debe colocar una vela central, llamada la "Vela de Cristo", que representa al propio Jesús y por ello se enciende la noche del 24 de Diciembre. Tradicionalmente es de color rojo, como alegoría  del amor de Dios que derramó su sangre por nosotros.

Las velas se deben encender en familia, acompañando el encendido de una oración o algún villancico, sobre todo si lo hacemos con los  "peques" de la casa. Bueno, pues así quedó mi Corona, colocada ya en el centro de la mesa hasta Nochebuena:




El pasado domingo encendimos la primera vela; mañana la segunda si Dios quiere. Y por supuesto, aprovecho para desearos a todos un muy Feliz Adviento.



Por hoy me despido dando la bienvenida a las nuevas seguidoras, y agradeciendo todas vuestras visitas y cariñosos comentarios. Tengo muchas cosas para mostraros, pero circustancias ajenas a mi voluntad me han tenido muy apartada del blog; espero que todo se solucione bien y pode ponerme al dia. Muchas gracias a todos por vuestra comprensión y por seguir siempre ahí, al pie del cañón.

Os deseo un muy feliz puente, o fin de semana largo más bien este año jejejej. Aprovechad para portaos mal, que me han dicho que es mucho más divertido!

Un Fuerte Abrazo y Sed Felices!


sábado, 15 de noviembre de 2014

"Priscilla, reina del desierto" El Musical

Como saben bien aquellos que me conocen, una de mis grandes pasiones es el teatro musical. Por ello, y aunque hace un tiempo que las producciones que se representan en Madrid me vienen decepcionando bastante, cuando me enteré de que se estrenaba en Octubre "Priscilla, reina del desierto", con el mismo montaje con el que viese la luz por primera vez en Londres el año 2009, decidí adquirir unas entradas y acercarme a disfrutar del espectáculo. 



El musical se representa en el "Nuevo Teatro Alcalá", al que no había vuelto en una década, desde mis últimas visitas al "Cabaret" berlinés en que se reconvirtiese el año 2003, para dar vida a la mítica obra de Bob Fosse. Como podéis ver la noche era bastante fría y lluviosa en Madrid, sin embargo el público, que acudía en buen número y con muchas ganas de diversión, ya se encargaba de "caldear" el ambiente :) 



Una vez dentro del teatro y como en todo evento que se precie, resulta obligado el paso por el "photocall". En este caso y como  no podía ser de otro modo, toda una exaltación del "Universo Drag"!



Hasta en el baño!!


Debo decir que lo que realmente me movió a la hora de adquirir las entradas para este musical fue su potentísima banda sonora, magistral recopilación de los grandes éxitos de las divas del pop, como "Gloria Gaynor", "Donna Summer" o "Madonna". El objetivo era disfrutar de un espectáculo alegre, colorista y desenfadado, por lo que, con el fin de acudir sin ningún tipo de prejuicio, no me preocupé ni siquiera en conocer el "cast". 
En cualquier caso, o bien porque soy un caso perdido, o porque en una vida anterior debí moverme entre bambalinas y escenarios, sólo pisar el patio de butacas, desplazarme por su moqueta entre los juegos de iluminación y sentarme en esos asientos tapizados en rojo, me hace sentir inmensamente feliz, así que vamos allá, disfrutemos del espectáculo!!




Basado en la mítica película australiana del mismo nombre, "Priscilla, reina del desierto: El Musical" nos lleva, guiados por una arrolladora banda sonora, a través del viaje (no sólo a lo largo y ancho de los vastos desiertos australianos, sino también por los intrincados recovecos del corazón humano), de tres "amigos" que intentan ganarse la vida como "Drag-Queens". Con el propósito común de montar un espectáculo en "Alice Springs", aunque cada uno de ellos con una motivación muy particular, los tres protagonistas se embarcan en un autobús con nombre de mujer, "Priscilla"
Con "ella" tendrán que enfrentarse a la dureza del desierto y al rechazo de la mayoría de los rudos personajes que van encontrando por el camino, pero también gracias a "ella", descubrirán que hasta en el más recóndito lugar hay personas bondadosas y tolerantes, capaces de aceptar a cada cual tal y como es. Así, a bordo de ese autobús recorrerán un camino mucho más profundo, el de la solidaridad, el respeto y la ayuda mutua. Un viaje, en definitiva, que les conducirá hacia una segunda oportunidad, demostrándoles que la verdadera amistad, la familia y el amor no entienden de reglas o convencionalismos sociales. 

La producción madrileña reproduce fielmente el montaje original de Londres y Broadway. La banda sonora es absolutamente soberbia; el primer número ya es un potentísimo "It´s raining men", a cargo de las tres "Divas": Patricia del Olmo, Rosana Carraro y Aminata Sow (a quien conoceréis los seguidores del concurso La Voz). Su presencia es recurrente en toda la obra y serán las encargadas de poner voz a temazos como "I say a little prayer", "I will survive" o "Macarthur Park". Las tres son excelentes, de lo mejor del musical.

Pese a que algunas canciones o parte de ellas se han traducido para una mejor comprensión de la historia, la mayoría se han mantenido en su versión original, lo que es muy de agradecer, aunque por otro lado, es una pena que muchos de los juegos de palabras originales se pierdan en la traducción. Todas las referencias a la diva australiana "Kylie Minoge" que aparecen en  la versión londinense han sido sustituidas aquí sin embargo, por otra que nos es más cercana, "Madonna".

Junto con la música, el plato fuerte del espectáculo lo constituye la escenografía: cuarenta actores en escena (impresionantes los bailarines), un vestuario deslumbrante con más de 500 trajes y 200 pelucas, cambios de escenario "explosivos" y por supuesto la entrañable presencia de ese autobús robotizado, a tamaño real y profusamente iluminado llamado "Priscilla".

Respecto al trabajo de los actores, antes de entrar en los tres personajes principales, decir que los bailarines (hombres y mujeres) representan una parte valiosísima de la producción, pues son más de dos horas en escena, dando vida a unas coreografías muy elaboradas y de lo más variopintas (desde rudos vaqueros a turistas despistados, pasando por aborígenes australianos, bailarinas vietnamitas con habilidades muy "peculiares" o paletas que regentan antros perdidos en el fin del mundo), con un vestuario de lo más profuso y difícil de llevar y un maquillaje que los deja en ocasiones irreconocibles. Todos ellos realizan un trabajo excelente.

Me fue grato volver a encontrar en el elenco a "Diego Rodríguez" (quien fuese "Obispo" en la producción madrileña de "Los Miserables") y a "Carlos J. Benito" (el "Capitan Von Trapp" de la gira española de "Sonrisas y Lágrimas"). Una lástima sin embargo, ese hecho tan propio de España, por el que dos actores que han demostrado con creces su valía, destacando incluso en papeles protagonistas, no mantengan su estatus de una producción a otra y vuelvan a aparecer tan solo como bailarines. Me gustaría destacar también a "Aleandro Vera" en el papel de "Jessica Chonda" y su hilarante imitación de Tina Turner.

Bueno, vamos con los tres protagonistas, a quienes, debo decir, no habia tenido el gusto de ver antes sobre el escenario.

El papel de "Felicia/Adam", está interpretado por "Christian Escuredo". Es un actor muy joven, que le pone al papel todo el corazón y una enorme carga de vitalidad, construyendo un personaje que si bien empieza su recorrido con grandes dosis de sueños e ilusiones, aderezados por buenas cantidades de ingenuidad, autosuficiencia y comentarios mordaces, termina por darse cuenta de que el mayor éxito que se puede cosechar es la amistad verdadera, y de que mejor que ser el primero en llegar a la cima de la montaña para cantar todos los éxitos de "Madonna", es llegar acompañado. Memorable aquí el "We belong" de los tres. Pelín exageradillo a veces, probablemente fruto de su juventud, pero contagiando alegría con esa sonrisa tan desbordante que tiene.

El papel de "Tick/Mitzi" lo representaba esta vez el actor sustituto, "Víctor González". No puedo juzgar comparando con el actor principal, pero para mí no desmereció en nada. Un actor joven pero muy serio, con muy buenas dotes de baile, una voz bastante buena, y sobre todo con mucha entrega en el que quizá sea el papel más comprometido y difícil de la obra, un padre homosexual que viaja para encontrarse con su hijo por primera vez, y que a su vez debe ser la cabeza templada que actúe como "pacificador" entre los dos fuertes caracteres de sus compañeros de viaje. Habrá que estar atento a lo que hace este chico porque seguro que le espera un futuro prometedor.

Y finalmente la gran sorpresa, el papel de "Bernadette", el transexual del trio, es interpretado por "Mariano Peña" (exacto, el televisivo "Mauricio Colmenero" de  "Aida"). Obviamente, ni el canto ni el baile son lo suyo, sin embargo, su buen hacer como actor y su versatilidad le permiten salir bastante bien parado del reto. Aunque resulta muy divertido con ese vestuario a medio camino entre "reinona", la madre de "Forrest Gump" y "Escarlata O´Hara", carece del "glamour" que debe acompañar al personaje. Sus cínicos comentarios no llegan a trasmitir esa elegante acidez de los actores británicos, más bien tienen ese toque soez y deslenguado que tanto caracteriza a los españoles. Con todo, su interpretación no deja de despertar una cierta ternura.

Quiero destacar también al pequeño que interpretaba a "Benji", el hijo de "Tick", de quien lamentablemente no recuerdo el nombre y tampoco aparece en el programa de mano. Como ocurriese en "Sonrisas y Lágrimas" resulta impresionante la frescura con que estos pequeños interpretan sus papeles. Además, en los saludos finales, se veía que lo estaba pasando bomba!!

Y una mención muy especial a mi muy querido "David Venancio Muro", inolvidable "Monsieur Firmin" que tantas y tantas maravillosas noches nos hiciese pasar como gerente de la Opera de nuestro Fantasma. Aquí representa el papel de "Bob", un caballero, de esa especie ya en peligro de extinción (según palabras de Bernadette), que después de años de buscar sin éxito un lugar al que llamar hogar, parece encontrarlo al fin en un extraño y averiado autobús de color rosa. Impecable como siempre David, de lo mejor del musical.

En resumen, un espectáculo divertido, colorista, muy poderoso desde el punto de vista musical y visual, repleto de canciones que no podrás dejar de bailar. De todas ellas me quedo sin duda con dos números sobresalientes: el "I will survive" que precede al entreacto, y el "Macarthur park" de "Tick y las Divas". 

La parte negativa:  interpretaciones un tanto exageradas, los comentarios irónicos o sarcásticos que inundan la obra son tratados con más vulgaridad que elegancia (en ocasiones llegan a  regodearse en lo vulgar),  y unos personajes que a nivel individual, y pese a estar técnicamente bien interpretados, no consiguen llegar a transmitirme emoción. 

Ah, y aunque es algo ajeno ya a la producción, reitero mi absoluta condena a esa horrible moda de permitir la entrada de palomitas, refrescos y demás viandas en las salas de teatro!!

Bueno, si habéis sido capaces de llegar hasta aquí, os merecéis sin duda un premio, y no se me ocurre otro mejor que dejaros con los saludos finales de los propios actores del musical. Espero que os guste!!

Con estos espectaculares trajes nos saludan las tres "Reinonas". El que está en pie es "Victor González" (Tick)




"Jessica Chonda" en el centro

Las "Divas"

"Benji" y su madre

El gran "David V. Muro"


En el centro "Mariano Peña" (Bernadette)



Bueno, pues espero que os haya gustado la entrada, y si estabais pensando en venir a ver el musical os hayáis decidido ya porque merece la pena, pasaréis un rato muy divertido :)

Me quiero despedir por hoy dando la bienvenida a las nuevas seguidoras; es muy grato ver que aunque hace tiempo que no aparecía por aquí (por causas del todo ajenas a mi voluntad) se han ido incorporando nuevas compañeras, que espero lo pasen muy bien en este pequeño rincón donde compartimos aficiones e ilusiones.
Os doy las gracias por todas vuestras visitas, cariñosas palabras y comentarios, que como sabéis me infunden ánimos renovados para continuar. Espero que tengáis tod@s una muy buena semana.

Un Fuerte Abrazo y Sed Muy Felices!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...