"Art is the only serious thing in the world. And the artist is the only person who is never serious" Oscar Wilde.



"Haz lo necesario, después todo lo posible, y así conseguirás hasta lo imposible" San Francisco de Asís


viernes, 9 de enero de 2015

Christmas Mince Pies

Hola a tod@s! Ya han terminado las fiestas Navideñas, sin embargo, la entrada de hoy tiene aún mucho que ver con ellas, pues me gustaría enseñaros mi primera aproximación a los famosísimos "mince pies", esos deliciosos pastelitos rellenos que los anglosajones consumen durante la Navidad, e incluso dejan como ofrenda a "Santa Claus" la noche de Nochebuena.



Los "mince pies" o "pasteles de picadillo", tienen su origen nada más y nada menos que en la Edad Media, concretamente en el siglo XIII. Según se cuenta, unos pequeños pasteles conteniendo una curiosa mezcla de carne, frutas y especias orientales, acompañaron a los caballeros europeos en su regreso a casa desde Tierra Santa, durante la Cuarta Cruzada. Algunos historiadores ingleses consideran incluso que la presencia en ellos de especias como canela, clavo y nuez moscada quería representar las ofrendas de los "Reyes Magos de Oriente" al Niño Dios.

Pronto dicha mezcla se hizo muy popular en el Reino Unido, llegando a servirse en la Coronación del Rey "Enrique V" de Inglaterra, el año 1413. Durante el reinado de "Elisabeth" fueron conocidos como "minched pies" siendo a principios del siguiente siglo cuando reciben el nombre de "Christmas pies".

Debido a su origen católico, fueron prohibidos durante el mandato de Oliver Cromwell junto a otras tradiciones y ceremonias. Cuando fueron reintroducidos en el Reino Unido su tamaño se había reducido al actual, de forma que pudieran servirse individualmente, especialmente a los invitados. Fueron llamados entonces "wayfarer pies" o "pasteles del caminante". Será finalmente en la "Inglaterra Victoriana" cuando el ingrediente principal, la carne, se sustituyera por la manzana (probablemente para darles un toque más "señorial"), confiriendo a estos pastelitos el carácter dulce que ha perdurado hasta hoy.

Seguro que después de esta pequeña introducción histórica, os preguntaréis: de qué se componen los "mince pies"? Pues si bien existen numerosas combinaciones para preparar el relleno (incluso hay libros que hablan de 13 ingredientes originales, que representarían a Jesucristo y los doce apóstoles) en todos ellos vamos a encontrar frutos secos, manzana y frutas deshidratadas, especias, y carne o no, esta última a gusto del consumidor. Para envolver este relleno, y darles su forma característica con alguna que otra variante decorativa, se utiliza una cobertura de "masa quebrada" o "pasta brisa".

En mi doble vertiente de "anglófila-golosa", había degustado los que se pueden encontrar preparados en el supermercado (si no los habéis probado nunca no sabéis lo que os perdéis porque están absolutamente deliciosos), pero tenía muchas ganas de intentar hacerlos yo misma. 

Pues bien, estas Navidades lo he conseguido gracias a Tom y Henry Herbert: "The Fabulous Baker Brothers"!



Hace ya tiempo que sigo su programa en el "Canal Cocina". Me encantan no solo sus recetas, sino lo divertido de sus presentaciones, su simpatía, y el hecho de que van recorriendo distintos lugares de Gran Bretaña, acercándonos a sus curiosidades y tradiciones. Además disponen de su propia página web, en la que podemos encontrar todas las recetas y trucos que nos muestran en el programa, una tienda on-line e incluso podríamos apuntarnos a sus cursos si no nos quedasen tan lejos; ni que decir tiene que me suscribí inmediatamente! Aquí tenéis el enlace por si os apetece visitarla, os aseguro que os sorprenderá: "HOBBS HOUSE BAKERY"

Pues bien, en el programa especial de diciembre, dedicado como no podía ser de otro modo a la Navidad, cada uno de los hermanos nos mostraba como elaborar los traicionales "mince pies", pero con su toque personal (en los enlaces tenéis las recetas):
  • Henry  nos enseñaba a elaborar unos exquisitos "mince pies" de cordero, dátiles y piñones: "Meat Mince Pies"
  • Y Tom, el más "dulce" de los dos, nos mostraba como elaborar una deliciosa variante, cubriendo los pastelillos con queso cremoso en lugar de con la masa quebrada. Sus "Luxury Mince Pies"

De modo que como os podréis imaginar, hice acopio de toooodos los ingredientes, y me dispuse a intentarlo. Para el relleno base utilicé el preparado que ambos recomendaban (de venta en la sección de alimentos británicos de grandes superficies) y confieso que hice una pequeña trampilla: la masa quebrada la compré refrigerada, simplemente por falta de tiempo.

Vamos allá: para Nochebuena me decanté por la receta de Henry, los "mince pies" de cordero. Asamos el cordero, añadimos los frutos secos, las especias y el relleno, y preparamos la masa que cortaremos con un cortapastas. Tras rellenar cada pastelito lo cubrimos con una nueva capa de masa, y con unos cortapastas con forma de hoja de acebo o flor, colocamos un pequeño adorno. Pintamos con yema de huevo para que nos queden brillantes y los metemos al horno. Qué os parece el resultado? no está mal para ser el primer intento jejeje:


Los dejamos enfriar sobre una rejilla, y sacamos del molde. Los podemos servir en una fuente, pero yo estaba deseando estrenar mi "cake-stand" (que había comprado en "ExpoTarta"), de modo que los puse en una cápsula de papel y los fui colocando en él:



Me picaba la curiosidad, así que desmonté uno para ver cómo había quedado el relleno con los trocitos de cordero; deliciosos! Momento que aproveché para sacar estas fotos que les envié a Henry y a Tom, agradeciéndoles su receta:


Lo ideal es comerlos templados, e incluso se puede espolvorear un poquito de azúcar por encima, aunque en este caso, como iban a ser parte de la cena, prefería que predominase el sabor de la carne y las especias.

Además de exquisitos, son muy decorativos, luciendo así de bonitos en la mesa:





La mañana siguiete recibí la respuesta de Tom, asegurando que se veían deliciosos y deseando que los disfrutásemos mucho. Estos hermanos son verdaderamente "fabulosos", dentro y fuera de la tele!



Según la tradición los "mince pies" se deben comer también en Año Nuevo para asegurarnos buena suerte durante el mismo. De modo que para la comida de ese día, me puse manos a la obra con la receta de Tom.

En este caso no hay nada de carne, todo es dulce. Su variante consiste en rematar los pastelitos con una capa de queso cremoso y almendra molida. Le comenté que iba a usar "mascarpone" y le pareció bien; es un queso realmente exquisito, no me extraña que el "maestro" Salieri se lo hiciese llevar a Viena. Aún más delicioso si cabe, resulta según la receta de Tom, mezclado con dos cucharadas de zumo de naranja y dos de azúcar glass. Para colocarlo sobre el relleno utilicé la manga pastelera, aunque realmente se podría usar una cuchara, pues al hornear se nos va a fundir.

Mi madre es intolerante a la lactosa, de modo que para ella preparé unos cuantos pastelitos sin queso. En estos utilicé un cortapastas en forma de estrella, muy Navideño jejejej. Aquí los tenemos preparados para hornear:


Y aquí recién salidos del horno, no os imagináis lo bien que huelen!!



En este caso los volví a presentar en el "cake-stand", me encanta como lucen:




Os aseguro que es imposible comer solo uno. Están absolutamente deliciosos, fijaos en el relleno, un "cóctel" de exquisitos sabores que se funden en tu boca...Ah, muy importante! No se deben partir los "mince pies" con un cuchillo! Trae mala suerte! Utilizad siempre la cuchara :)




También les envié las fotos a "Los Fabulosos Baker Brothers", y en este caso ha sido Henry el encargado de darme el visto bueno jejejeje:


Bueno, pues si todavía seguís leyendo, muchas gracias y tranquil@s, por hoy esto es todo! Espero que os haya gustado la entrada, y si os animáis a probar los "mince pies" ya me contaréis. La verdad es que son muy divertidos de hacer, resultan muy decorativos, están exquisitos y nos harán quedar como Reyes ante nuestros invitados.

Me despido no sin antes dar la bienvenida a l@s nuev@s seguidores, y agradecer de corazón vuestras visitas y cariñosos comentarios. Espero que tengáis un magnífico fin de semana.

Un Fuerte Abrazo y Sed Felices!



14 comentarios:

  1. había oído hablar de los minces pies, pero no sabía exactamente que llevaban. ahora ya me ha quedado claro. en esta entrada has juntado dos de tus pasiones, la historia y la gastronomía. te quedaron con una pinta riquísima. en la foto en la que sales colocándolos, tienes cara de concentración! ;)
    besos, mercedes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chema, es cierto, me encanta conocer la historia que acompaña a cada cosa, y en este caso la de los "mince pies" es muy curiosa y entretenida. Por otro lado me lo pasé muy bien haciéndolos y de verdad que están exquisitos.
      Un besazo!

      Eliminar
  2. ¡qué trbajadora, buenisima pinta tienen. y muy ilustrados con su historia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari Carmen, me alegro que te haya gustado al entrada. Un beso!

      Eliminar
  3. ¡Pero que entrada más rica!
    Besossssss y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosas! si os animáis ya me contaréis, están deliciosos!!
      Besos!!

      Eliminar
  4. Estos pastelitos los hice el año pasado y la verdad es que resultaron muy ricos =)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kim, y muy bienvenida. Un beso!

      Eliminar
  5. Una entrada magnífica, Mercedes. Me reitero en lo que disfruto leyéndote haciéndonos partícipes de tus múltiples y variadas facetas. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eulalia, no sabes como me alegra saber que pasáis un buen ratito con mis historias, eso es lo que me anima a seguir escribiéndolas. Un beso grande!

      Eliminar
  6. Mmmmmmmmm madre mía, que buena pinta tiene, y yo a dieta jajajj que cosita más riquísima. Un besazo enorme cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjejeje, a dieta deberia estar yo ahora que han pasado las fiestas, pero aún me resisto jejejej. Me alegra que te gusten guapisima. Un beso!!

      Eliminar
  7. Pero que pinta, me dan ganas de meterme en la foto y comer algunas de estas delicias, gracias por la visita a mi blog, me he pasado a darte una visita y me quedo por aquí para no perderme de nada.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  8. Siempre nos sorprendes con algo original, Mercedes.
    La verdad es que tienen una pinta increible colocados en el expositor. Casi se puede percibir el aroma jajajajaj será que me han entrado ganas de comer con esta entrada tan apetitosa.
    Al no consumir ningún producto de origen animal me decanto por los dulces con ese delicioso relleno de frutas y especias ¡que pinta más rica tienen madredelamorhermoso!
    Siento gran interés por las "historias de la cocina" por lo que he disfrutado de lo lindo con toda la información que nos aportas referente a esta especialidad culinaria.
    Muchas felicidades por tu éxito. Seguro que estaba todo para chuparse los dedos y no dejasteis ni un migaja.
    Un abrazo, y gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...