"Art is the only serious thing in the world. And the artist is the only person who is never serious" Oscar Wilde.



"Haz lo necesario, después todo lo posible, y así conseguirás hasta lo imposible" San Francisco de Asís


lunes, 25 de abril de 2016

"Estantería- Casita" restaurada

Hola a todos, qué tal estáis? Espero que disfrutando de la Primavera, a pesar de los bruscos cambios de tiempo y los alérgenos que nos atacan!

La entrada de hoy está dedicada a un objeto decorativo que lleva conmigo la friolera de cuarenta años, y que, estoy segura, os resulta familiar a la mayoría de vosotras. Se trata de una "estantería-casita" de madera, de aquellas con muchos "habitáculos y buhardillas" que casi todas las niñas adornábamos con jarritos, animalitos y miniaturas varias, muy de moda en los años setenta. 

La historia de mi "estantería-casita" es, probablemente, la misma que la de muchas de las que me estáis leyendo. Mi abuela me la regaló un día, mi padre la colgó en mi habitación y yo la fui llenando con jarras de barro que mi abuela, mi madre y yo buscábamos juntas, con regalos de amigas, con miniaturas que intercambiaba con compañeras de colegio... Y así ha seguido conmigo, como recuerdo entrañable de mi niñez. 

Como es lógico, el paso del tiempo, tres mudanzas y algún cambio de imagen (no muy acertado) habían hecho mella en ella, de modo que decidí someterla a un proceso de "rejuvenecimiento", para que volviese a lucir en todo su esplendor. Tras unos día de trabajo, aquí tenéis el resultado final:



Como os digo, durante muchos años conservé mi "casita" en su estado original, con la madera podíamos decir "en bruto". Más tarde, cuando empezaba a picarme el gusanillo de pintar y cambiar el aspecto de "las cosas", decidí barnizarla en color nogal, pues armonizaba con las estanterías de la buhardilla, donde estaba colgada. Me puse manos a la obra, y así la dejé:


Ahora entendéis lo del poco acierto en el cambio de imagen a que sí? La pobre estaba pidiendo a gritos que le quitasen todo ese barniz de encima, de modo que la primera tarea, y también la más ardua, consistió en desmontar con mucho cuidado la trasera de contrachapado (estaba sujeta solo por grapas) y lijar a conciencia. 

Una vez lijada, procedí a aplicar una buena capa de "cera en crema" de "Americana Decor" a toda la estantería (no a la trasera). El resultado fue espectacular; la madera quedó perfectamente nutrida, con una suavidad y un brillo increíbles, que resaltaban toda la belleza de sus vetas e irregularidades. De modo que, en ese momento, tuve claro que el estilo que tenía que darle a mi "casita" no era otro que el "rustic-chic".

Llegaba el momento entonces de decorar la trasera. Para ello, lo primero fue aplicar dos capas (en cada lado) de pintura chalky color "encaje" también de "Americana Decor". Una vez seca lijamos suavemente, y presentamos la estantería para señalar con un lápiz los distintos huecos que iremos decorando a continuación.

Dado que la "casita" tiene cuatro pisos, decidí "empapelar" las buhardillas y la planta central con un precioso papel de decoupage de "Dayka", muy estilo "shabby". El proceso es tan sencillo como recortar el papel a la medida de los cuadrados que tenemos marcados y pegarlo con cola blanca. 

Los otros dos pisos los pinté con el tono "rosa inocencia" de "Americana Decor", y apliqué una mano de cera como acabado. Finalmente, en el piso inferior fui colocando (con cinta de doble cara), cuadro sí, cuadro no, una cinta de "yute" en color crudo.


A continuación y tras aplicar una buena capa de cera protectora a la parte trasera, había que proceder al montaje de la misma, utilizando pequeños clavos en lugar de grapas. En dicha operación me ayudó mi padre, y dado que algunos clavos del tejado estaban también bastante deteriorados, los cambiamos y reforzamos.


Una vez montada, el último toque consistió en aplicar unas puntillas color crudo, también por medio de cinta adhesiva de doble cara. Et voilá! Hemos conseguido nuestra "estantería-casita" al más puro estilo "rustic-chic". 

Aquí la podéis ver colgada ya en la pared, fijaos como resalta la cera el veteado de la madera!

Ya solo quedaba colocar los adornos, que como os decía, tienen también un importante valor sentimental. 

La colección de jarritas de barro, por ejemplo, son regalos de mis abuelas y mi madre; la casita de cerámica la compré en Mazarrón en unas vacaciones hace 25 años. Los pajaritos de cristal fueron regalo de una compañera en EGB, la copa regalo de mi madrina, y el buho regalo de un buen "amigo". 

Y entre todos ellos, un pequeño guiño a otra de nuestras aficiones, la costura, con el alfiletero regalo de una profesora de patchwork, y dos dedales, recuerdos de "El Museo Sorolla" y "El Escorial" respectivamente.




Lo cierto es que estoy muy contenta con el resultado final. Está colgada en el rincón de la buhardilla que os enseñé en este post y la verdad es que combina a la perfección con toda la decoración. Como siempre digo, no debemos cansarnos de conceder a cualquier objeto, una segunda, tercera o cuarta oportunidad; siempre nos lo agradecerán!


Bueno pues esto es todo cuanto os quería mostrar hoy. Espero que os haya gustado, y al menos os haya traído buenos recuerdos, como todo  lo que nos acerca un poquito a nuestra infancia. 

Me despido como siempre dando la bienvenida a las nuevas seguidoras, y agradeciendo de corazón todas vuestras visitas, cariñosos comentarios, ideas, sugerencias... Os deseo a todos una muy buena semana, y un feliz "puente"!

Un Abrazo y Sed Felices!



20 comentarios:

  1. que recuerdos en casa de mi madre habia una,no era mia y tampoco se donde fue a parar, ahora con el paso del tiempo me gusta mucho, como vuelven las cosas y los recuerdos, preciosa el arreglo es perfecto, besssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias me alegra que te guste y te traiga buenos recuerdos! Es cierto que lo antiguo está de moda 😊
      Besos

      Eliminar
  2. Pues sí en mi casa también había una de estas casitas.... jaja y siempre me gustó.
    La has dejado impecable ahora, hasta con adornos de puntilla...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaban muy de moda jejeje Muchas gracias por tus palabras me alegra que te guste!
      Bss

      Eliminar
  3. Cuantos recuerdos¡¡¡¡¡¡¡, en mi casa también había una, algo más grande....no sé donde estará¡¡¡¡. La has dejado preciosa, con muchos detalles.
    Me alegro que aún la conserves.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gini, me alegra que te guste y te traiga buenos recuerdos.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Que bonita queda y que bonitos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra que te guste.
      Bss

      Eliminar
  5. ¡¡Te ha quedado estupenda!! Creo que no hubo casa de los ochenta que no tuviera una de estas casitas ¡Verdad?
    El año pasado pinte una de blanco para una clienta y forre las traseras con papeles de scrap entonados en mint y rosa y quedo ideal.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, es cierto que casi todas tuvimos una jejejej. Imagino que debió quedar genial porque ese estilo blanco y pastel les va genial a estas casitas.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  6. Ohh! cuantos recuerdos me han venido de repente... Yo también tuve una casita... alguna miniatura aún la tengo guardada, la casita quién sabe que fue de ella.
    Te ha quedado genial y gracias por hacerme recordar aquellos maravillosos años.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva, me hace mucha ilusión que te haya traído bonitos recuerdos, eso es lo mejor de compartir estas cositas :)
      Un beso!

      Eliminar
  7. Hola Mercedes, llego por primera vez a tu blog, el cual me lleno de nostalgia al ver esa casita, porque mi abuela tenía una pero era digamos que la paret mayor sin la menor, era simple pero bella como la tuya.
    Me encanta cuando estas cosas traen recuerdos de infancia o de cosas bonitas vividas a travez de un aplique de pared.
    Me sumo a la nostagia de lo que fue, de lo vivido y me sumo a las chicas para darte las gracias por traer en mi caso recuerdo de una infancia muy feliz y bella.
    Disfruta de tus recuerdo que en definitiva es lo más bello que nos paso en la vida, pero cuando lo lindo y bueno de lo vivido se convierte en una hermosa imagen de familia y de sonrisas sacada a travez de las anecdotas que debes haber vivido alrededor de esta hermosa repisa , me imagino tu emoción, te felicito por esta brillante entrada.
    Desde SALTA, ARGENTINA te ofrezco mi amistad por si quieres ser mi amiga, te dejo un abrazo GRACIELA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Graciela, muchas gracias por tu visita y se muy bienvenida a este pequeño rincón; espero que lo pases bien por aquí y te sientas como en casa.
      Muchas gracias pro tus bonitas palabras, me alegra mucho que este post haya despertado en ti bonitos recuerdos.
      Será un placer tenerte como amiga, y lo mismo te digo, aquí cuentas con una amiga española. Por cierto que me encanta tu país, y tengo muy buenos amigos de allá.
      Un besazo!

      Eliminar
  8. Pues te ha quedado la mar de chula. Ha ganado mucho con el cambio.
    XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa, me alegra que te guste.
      Besos!

      Eliminar
  9. Hola Mercedes!!! ya he visto que te has pasado por mi blog, ahora lo hago yo por segunda vez jejej...
    Esta preciosa casita también la tengo yo de cuando era pequeña, que pena como pasa el tiempo, yo también la tengo tuenada, y se que dan preciosas!! esta tuya me ha gustado el cambio.A ver si la enseño alun día.
    que de cositas haces me gustan así que me seguiré pasando por tu blog: encantada de conocerte.
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariluz, sí te he conocido por el blog de Tabhita y ya me tienes de seguidora jejej. Gracias por la visita, espero que te guste lo que veas y te sientas como en casa.
      Estas casitas son todo un símbolo de nuestra generación verdad? Además aguantan imperturbables el paso del tiempo y con unos arreglitos quedan preciosas.
      Lo dicho, encantada de conocerte y seguimos en contacto.
      Besos!

      Eliminar
  10. Te ha quedado monisima, ideal para guardar esos recuerdos tan entrañables que tanto atesoras.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Pues a mi me gusta de todas las maneras. Depende de donde la pongas queda mejor de una forma o de otra. Esta vez te ha quedado también preciosa.Que paciencia y buen gusto.Y sobre todo que evoluciona con su dueña según pasan los años, una maravilla. Felicidades por el resultado. Un besote.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...